Hay ocasiones en que un puro es sólo un puro

   Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, explicaba muchas patologías como traumas sufridos, de estos habían muchos cuya raíz se le suponía de componente sexual. Para desarrollar sus teorías recurrió en ocasiones a la simbología, así decía que las cosas que soñábamos no representaban directamente lo que se soñaba, sino que a esto había que buscarle un significado, que podría desentrañarse si a los objetos soñados le damos una explicación simbólica. Y dentro de esta simbología, adquiere un lugar preminente los órganos sexuales. Nos encontramos entonces con una gran cantidad de objetos que tienen, ya sea por la forma o por cualquier otra característica una simbología fálica. Entre estos objetos se encontraban los puros, los cuales, estos sí por su forma, representan al falo masculino.

   En una ocasión, un discípulo lo vio encendiendo un puro con una cierta delectación y, socarrón, le dijo: “Maestro, ¿se da cuenta de lo que tiene en la boca?” y Freud, sorprendido, miró el puro cual copa de vino en una cata, recreándose, y respondió: “Hay ocasiones en que un puro es solamente un puro”.

   Viene esta anécdota, que no sé si será cierta, a cuenta de una obra de teatro que vi ayer:

   Y me explico. Para bien o para mal, creo que, entre mi familia, tengo una cierta fama de intelectual, con todo lo malo que eso puede arrastrar. Y no digo que con la primera acepción de la palabra no quisiera definirme, aunque espero no ser un pedante engreído. Consecuencia de esa fama, inmerecida, se me supone de gusto refinado y excelso, por lo que mi hermana (la actriz de la foto) no tenía mucho interés en que fuera a verla. Más bien, creo, hubiera preferido que no hubiera ido. ¿Y eso por qué? os preguntaréis, pues porque se dice algún que otro taco, no, no, alguna palabra malsonante y porque la obra es intrascendente, no plantea ningún dilema moral, ni reflexiones profundas, ni es reivindicativa de nada ni… Y claro, eso para un hombre que vive en continua sublimación debe de ser un disgusto y había que intentar evitármelo.

   Pero no lo consiguió y fui a verla. ¡Vaya disgusto! Vaya disgusto me hubiera llevado de no haber ido. Porque la obra siendo, como decía anteriormente, intrascendente, me hizo reír. A mí y al resto del público, pues en muchos momentos la risa fue generalizada.

   Este elenco de artistas nos hizo reír, sí. Y digo yo, que si una obra de teatro se hace con la intención de despertar una sonrisa entre el público y consigue carcajadas, la obra ha obtenido el resultado esperado ¿no? Y no debe importar que no tenga mensaje. Porque a veces, un puro es sólo un puro. Si se concibe una obra como mero entretenimiento no hay por qué buscarle ningún símbolo más allá del puro entretenimiento.

   Desde mi óptica (y declaro desde ya mi ignorancia al respecto, no entiendo de teatro. Tampoco) estamos ante una obra que podríamos denominar blanca, no tiene mensajes en su trasfondo, pero la ausencia de estos no significa que sea una obra alienante, es una parodia, retrata (o caricaturiza más bien) al amor interesado, a las telenovelas, a esas personas que, aprovechándose de las necesidades ajenas, hacen negocio de las mismas. ¡Coño! si va a resultar que sí que tiene mensajes…

   Marisa demostró una vez más su capacidad camaleónica.

   A mí me parece un pedazo de actriz, capaz de meterse en el pellejo de sus personajes, creo que estuvo sobresaliente, desde aquí la felicito.

   Juan demostró, una vez más, que se mueve con facilidad en los papeles cómicos, cuando exageraba al viejo achacoso es cuando, para mi gusto, mejor estaba.

   Maite también consiguió meterse en su papel, a pesar de las dificultades que para ella supone usar un lenguaje inapropiado o parecer  un tanto chabacana. Pero, por ejemplo cuando le atizaba al que se pusiera por delante pareciera que lo vivía. Me pareció muy bien interpretando el lado perverso de sus personajes (ese critiqueo, ese control de las vidas ajenas) vena que sacó incluso con Doña Candi.

Ismael resulta ser un actor versátil, no le asustan sus personajes y a todos les imbuye de esa flema que posee. No sé decantarme sobre cual me gustó más, me muevo entre el cura y el fertilizante.

A partir de aquí no conozco el nombre del resto de artistas, por lo que pido disculpas, pero aquí dejo constancia de su buen hacer.

Y por último, los artistas confraternizando con el público:

   Aclaro que estos comentarios no pretenden ser una crítica, sino trasladar lo que me produjo la obra. Si con mis palabras molesto, pido disculpas, no es mi intención.

P.D. Me decanto por el cura.

Anuncios

Acerca de sergiojover

Soy una persona con preocupaciones, y de vez en cuando las plasmo por escrito. Fruto de ello es este blog.
Esta entrada fue publicada en opinión. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Hay ocasiones en que un puro es sólo un puro

  1. Puri dijo:

    Me gusta tu crítica, me encantó la representación, me hizo reír que falta nos hace en los tiempos que corren. Mis felicitaciones a los actores.

  2. Maite dijo:

    Me ha gustado tu crítica y te la agradezco, pues sabes que para mí es importante, y no por tu intelectualidad sino porque sé que siempre hablas desde la verdad, tratando cualquier tema con absoluta objetividad (aunque conmigo la pierdas un poco por cariño) también eso me gusta. Me he subido tanto leyéndote que igual para la siguiente cojo soltura para soltar algún que otro taco. Gracias.

    • sergiojover dijo:

      Decir que siempre hablo desde la verdad es un piropo exagerado, como a todo el mundo la subjetividad me puede, aunque lucho por evitarla cuando intento analizar algo. En comentar lo que me produce la visión de una obra de teatro, soy totalmente subjetivo, porque no tengo patrones para valorar el trabajo realizado desde una óptica, digamos, profesional. Así que lo que plasmo es lo que yo siento y/o pienso. Lo cual no quita para que, en ocasiones, mi opinión coincida con la verdad.
      Habrá que ver tu evolución insultadora. Me imagino cagándote en la leche que mamó alguien, al tiempo que le sueltas un sombrerazo y…
      Muchas gracias por tus palabras, que tampoco pecan de objetividad.

      • Maite dijo:

        Quizás debería haber dicho desde tu verdad, pues lo que quería decir es que lo que dices lo siente de verdad, no hablas para adular ni para ofender, cuentas tú verdad y eso por desgracia es poco común

  3. Ismael dijo:

    Buenas noches Sergio, estamos muy agradecidos no sólo por las preciosas fotos que nos hiciste ayer, también por estas bonitas palabras. No hay mayor satisfacción después de tantos meses de trabajo que haber cumplido nuestro cometido: hacer reir. Así de simple ( a veces la vida también lo es).

    Como anécdota personal y ya que has mencionado el tema en tu artículo, fue una satisfacción verle la cara a tu hermana cuando leyó su papel por primera vez. Momentazo épico allá donde los haya, te puedes hacer una idea. Podemos comentar algún día las diferentes anécdotas si gustas.

    Ahora más en serio, creo que todos hemos aprendido y evolucionado durante el proceso creativo, hemos superado tabúes, nos hemos divertido, y hemos llegado más allá de lo que hace un año podríamos haber pensado en llegar, de lo cual podemos sentirnos orgullosos.

    Un saludo y gracias de nuevo por desobedecer a Maite y venir a vernos.

    • sergiojover dijo:

      Creo que lo más importante de cualquier cosa que se haga es evolucionar con ella, que lo que hagamos nos sirva para mejorar, así que me alegro mucho que cumpláis en vuestro proceso. Creo que puedo hablar por Maite cuando digo que en su caso, no sólo se da esa evolución (que se da), si no que además le satisface. Vuestra actividad le llena bastante.
      Me imagino la cara de Maite al ver con lo que tenía que enfrentarse, lo que a mis ojos le da más mérito.
      Me encantaría conocer esas anécdotas, porque ella es reservada y no le gusta contar cuando se mueve cerca de la “línea roja”.
      Muchas gracias por dejar tu comentario. No creo que, ni mis palabras ni mis fotos, merezcan agradecimiento, pues ambas cosas están hechas con gusto. Además con el rato tan bueno que nos hicisteis pasar, es lo menos que os merecéis.
      Un saludo.

  4. Juan Lozano. ( Don Manuel) dijo:

    Sergio gracias por esa “crónica ” bueno dejémoslo en comentarios (que modestia Sergio),como todo lo que escribe tiene mi admiración pero en este caso también mi agradecimiento
    Gracias por esas palabras tan lindas
    Si me da tu permiso me gustaría imprimirlo para ponerlo junto al cartel de Mainke
    De nuevo Gracias por tus palabras y tus fotos

    • sergiojover dijo:

      Gracias Juan, por dejar tu comentario. Por supuesto que tienes mi permiso para imprimirlo. Yo no tengo nada registrado y, por ello, no tengo derecho de autor.
      Como le he dicho a Ismael, no hay nada que agradecer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s